3) Comunicación con el „Mundo espiritual“: Un camino a conseguir la Ayuda de Dios y a solucionar tus Problemas

1. El Silencio …

Para muchas personas la tranquilidad interna es un sueño. Sufren de un „pensamiento forzado“: así cada vez que aparecen siempre nuevos pensamientos sin importancia y sin significado en su cabeza.

El verdadero relajamiento surge cuando nos llenamos de cosas nuevas que generan en nosotros tranquilidad y serenidad.

El camino a la tranquilidad interna pasa por el silencio …

 

Para dejar que este silencio entre en ti puedes hacer lo siguiente:

  • La cabeza es una fábrica de pensamientos ruidosos. Quédate tranquilo por un momento sin pensar en nada. Lo alcanzas por una técnica que quizás ya conoces – como una introducción al Yoga o de formación Autogenes: Concéntrate en sentir la vida interna de tus manos, en seguida la de los pies, entonces la de tus antebrazos, tu inferior de las piernas etc. …, hasta que estés consciente de tu cuerpo entero.

(Comentario: Si te sientes que interiormente tienes control de ti mismo, tu cabeza no puede pensar al mismo tiempo que controlas tu cuerpo. Allí sientes que un silencio agradable te invade!)

 

2. Comunicación con el Mundo espiritual

  • Busca un lugar tranquilo, sin ruidos ni otras distracciones, preferiblemente un lugar en la naturaleza o cerca del agua donde tu mirada se pierde en el infinito!
  • Desprende el teléfono móvil, el computador y todo tipo de aparatos electrónicos que te pueden distraer.
  • Entra en un estado de silencio total!
  • Pídele a Dios que te ayude a conseguir esto y por su clemencia!
  • Conéctate con tu corazón y pide al poder divino para poder entrar. Si quieres puedes cerrar los ojos e imagina que te vas haciendo cada vez mas pequeño y que vas viajando por tu interior hasta llegar a al centro de tu corazón.

(Comentario: Tu corazón es tu conexión mas estrecha con lo divino, es tu „contacto directo con lo divino y lo espiritual“. La conexión directa con Dios, en busca de una curación espiritual o divina, pasa por el corazón.)

 

  • Cuando sientes que has llegado al centro de tu corazón, allí esta la “puerta de entrada”. Quizás ves allá un prado con flores, el brillo del sol, un riachuelo y en el fondo quizás un bosque… Nota un pequeño camino al lado del riachuelo. Sigue este camino hasta llegar a un árbol viejo que te invita a descansar.
  • ¡Siéntate en el banco, quédate en el silencio, disfrútalo! Quizás de repente aparezcan en tu mente los pensamientos que necesitas para solucionar tu problema. Quizás alguien (del „Mundo espiritual“) viene por tu camino y se sienta a tu lado en un banco y te de consejos.
  • Ten paciencia – si no funciona la primera vez, repite el ejercicio!

Sugerencia: ¡Aparte de estas instrucciones hay muchos otros caminos de comunicación con el mundo espiritual! Cualquier camino en cual te sientes bien es bueno y correcto para ti…

 

3. Consejos del Arcángel Jofiel

Quizás leyendo este texto te surgieron preguntas, o van a salir mientras sigues leyendo.

Si se trata del entendimiento del texto o su aplicación a una situación cualquiera en la que te encuentres – tu tienes que saber que:

 

El Arcángel Jofiel y todos los otros ángeles con gusto te dan consejos si tu les pides consejos y ayuda. Puedes conseguirlos como aparecen escritos en número 1 y 2.

 

4. Profundizar en el Sentimiento a una Cosa como manera de encontrar Decisiones

Frecuentemente las personas se encuentran frente a decisiones importantes en sus vidas, p.e. en el comienzo de una relación, cambios en el trabajo, la compra de un inmueble o en el caso de una enfermedad grave etc.

Muchas veces no saben cual decisión es correcta, por que no están capaces de mirar al futuro…

Acabamos de aprender que el corazón es la conexión mas directa a lo divino, la „conexión divina“. ¡Así es posible encontrar consejo y ayuda para encontrar decisiones que van por el sentimiento del corazón!

  • La preparación es la misma como antes mencionado en el número 2.
  • Desde el punto de vista espiritual tu corazón es un ser con el cual puedes hablar. Pregunta ahora tu corazón: „Querido corazón, como te sentirías si yo me decidiera por tal posibilidad….“ (nombra entonces la primera decisión posible y siente, cual sentimiento surge en tu corazón.)
  • Cuando hayas reconocido este sentimiento claramente, hazle la segunda pregunta a tu corazón: „Querido corazón, como te sentirías si yo me decidiera por esa otra posibilidad….“ (nombra entonces la segunda decisión posible y siente, cual sentimiento surge entonces en tu corazón.)

Así poco a poco puedes sentir todas las posibilidades que se te ofrecen.

Después compara los diferentes sentimientos que has sentido.

 

Decídete por la posibilidad que te genere el sentimiento mas agradable en tu corazón!

 

¡Si no había ningún sentimiento agradable en tu corazón, todas las posibilidades preguntadas no son buenas para ti!

 

Vamos a mirar las percepciones mas comunes y sus significados:

  • El corazón se siente “emocionado” o “acelerado” y te sientes simplemente bien.: “Es porque esa decisión es buena para ti.”
  • El corazón se siente “frió” o te sientes fuera de ti mismo, no te sientes bien: “Es porque esa decisión es mala para ti y es una desventaja.”
  • Sientes una sensación desagradable en la región del estómago: “Esa decisión es más que desventajosa, es mala para ti!”
  • Sientes una tensión en la mandíbula: “Esa decisión no es correcta y es mala para ti!”

Observación: ¡Las tensas “palpitaciones del corazón” son una señal de alarma y pueden alterar tanto lo bueno o lo malo para ti!

 

Continuar al siguiente capítulo: La Muerte y Morir – y el Sentido de la Vida